Saltar al contenido

Dilarmine: ¿Qué es y para qué sirve?

Se trata de un medicamento que se utiliza en tratamiento de inflamaciones derivadas de alergia, en especial cuando se trata de prurito. Se utiliza en dermatitis atópica, edema angioneurótico, dermatitis por contacto, neurodermatitis, dermatitis seborreica grave, fiebre del heno, alergia perenne, rinitis estacional, asma bronquial, rinitisvasomotora, reacciones alérgicas a medicamentos, iridociclitis y conjuntivitis.

Puedes encontrar Dilarmine tanto en solución como en tabletas. En 100ml de suspensión encuentras 20mg de acetato de Parametasona y 40mg de maleato de Clorfenamina. En 1 tableta hay 1mg de acetato de Parametasona y 2mg de maleato de Clorfenamina. Parametasona funciona como antiinflamatorio e inmunosupresor, también está presente de complicaciones de esclerosis múltiple. Clorfenamina alivia enrojecimiento, lagrimeo y picazón de ojos, irritación de garganta o nariz, estornudos y secreción nasal que se presentan en alergias, resfriado común y fiebre del heno.

Dosis y vía de administración

Si no se actúa de forma inmediata ante una reacción alérgica, puede derivar en un shock anafiláctico, por lo que es importante que, de padecer efectos alérgicos, tengas precaución y cuentes con medicamento para aliviar los síntomas de dicha reacción.

Cada organismo es diferente y es importante que consultes a tu medico para determinar la dosis necesaria para tu padecimiento.

En el caso de la suspensión, la dosis para adultos es de 5ml cada 8 horas, la dosis máxima por día es de 30ml.

Para administrar en niños, la dosis se considera de 2.5ml cada 6 horas. No excedas más 20ml en 24 horas.

En cuanto a las tabletas, para adultos la dosis recomendada es de 1 unidad cada 24 horas, sin embargo, si los síntomas no ceden, puedes administrar hasta 6 tabletas en 24 horas.

Las tabletas deben ser administradas únicamente en niños de 6 a 14 años, y puedes administrar 1 tableta cada 12 horas. Si los síntomas no ceden, puedes administrar hasta 4 tabletas en 24 horas.

¿Cuánto cuesta Dilarmine?

El precio de Dilarmine puede ser diferente en cada farmacia. Puedes realizar previamente una búsqueda por internet para determinar el lugar con el precio más apropiado para ti. Puedes encontrar Dilarmine en $355.00 MXN y $460.00 MXN.

¿Dónde comprar Dilarmine?

Puedes realizar la compra de Dilarmine directamente en la farmacia de tu preferencia, sin embargo, te presentamos muchas opciones para comprar sin salir de casa. La opción número 1 es que descargues alguna aplicación para tu móvil y realizar tu pedido desde allí. Nosotros te recomendamos la app facul.su. Opción número 2, realiza tu compa en farmacias digitales como Farmalisto o Prix, la ventaja de este tipo de farmacias es que regularmente cuentan con descuento o promociones. Opción número 3, ingresa a la página de internet de Farmacias del Ahorro, Farmacias Guadalajara o Farmacias San Pablo, a través de estas páginas, también se publican promociones en los productos médicos.

Precauciones y advertencias

Para obtener los resultados deseados de Dilarmine, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No se recomienda la administración en pacientes que cuenten conúlcera péptica, osteoporosis, psicosis, psiconeurosis graves o infecciones aguda.
  • Pacientes con insuficiente cardiaca congestiva, diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, uremia, adultos mayores o enfermedades infecciosas, se necesita de monitoreo médico.

Contraindicaciones

Dilarmine está contraindicado en pacientes que cuenten con hipersensibilidad a los componentes de este medicamento. Tampoco debe administrarse en pacientes con hepatitis, infecciones sistémicas micóticas, insuficiencia hepática, hipertrofia prostática, pacientes en tratamiento con inhibidores de monoamino oxidasa (IMAO) y pacientes que reciban vacunaciones con productos vivos.

Efectos secundarios

Después de la administración de Dilarmine, se puede administrar  hipertensión arterial, retención de sodio, debilidad muscular, pérdida de potasio, distensión abdominal, osteoporosis, petequias, pancreatitis, eritema facial, equimosis, síndrome de Cushing, aumento de presión intracraneal, irregularidades menstruales, limitación de crecimiento en el niño, glaucoma, insomnio, catarata subcapsular, nerviosismo, irritabilidad, euforia o hirsutismo.