Saltar al contenido

Diamin: ¿qué es y para qué sirve?

Las tabletas de Diamin están catalogadas como inhibidores de la lactancia y otros derivados de hiperprolactinemia, que implica un alto nivel de hormona prolactina en la sangre, como tumores hipofisiarios, síndrome de amenorrea-galactorrea, síndrome de ovario poliquístico, prolactinoma e hiperprolactinemia masculina. También actúa ante mastitis puerperal incipiente, mastopatía fibroquística y síndrome premenstrual, enfermedades mamarias benignas.

Diamin se puede utilizar como monoterapia o como medicamento de apoyo en el tratamiento de enfermedad de Parkinson idiopática.

¿Cómo se compone Diamin?

En 1 tableta encuentras 10gm de Mesilato de alfa- dihidroergocriptina. De ingesta oral, se absorbe y alcanza los niveles plasmáticos entre 30 y 120 minutos posteriores a la administración. Diamin cuenta con una vida biológica de 12 horas mientras que la concentración meseta se alcanza a los 3 días si se administra 10mg.

¿Cómo se toma Diamin?

Antes de administrar Diamin es necesario que acudas al médico, debido a que una sobreproducción de hormonas puede modificar tu organismo de forma permanente.

La vía de administración de Diamin es oral y la dosis depende del tratamiento que en el que lo vayas a utilizar.

Como inhibidor del periodo de lactancia es de 10mg, cada 12 horas entre 5 y 7 días.

Para cualquier otro padecimiento, se requiere de 10mg cada 12 horas por 7 días. Como terapia de mantenimiento se puede incrementar de 10mg por día hasta obtener una dosis de 40mg diarios.

En enfermedad de Parkinson, el médico debe administrar la dosis determinada para tu padecimiento. Al igual que en otros tratamientos, inicia con 10mg diarios hasta alcanzar entre 40 y 60mg por día. La dosis máxima establecida es de 120mg por día.

¿Diamin Engorda?

Cada organismo es diferente y reacciona de diferente forma ante cada sustancia. Se puede registrar un aumento de peso, sin embargo, no se reconoce como un efecto secundario referente a la administración de Diamin.

Diamin, embarazo y lactancia

Diamin puede utilizarse como tratamiento para propiciar el embarazo, de ser así, es importante que, una vez demostrado el estado, se descontinúe la administración de este.

En caso de que estés embarazada o en periodo de lactancia, no se debe administrar Diamin debido a que se desconocen los efectos que pueda tener la sustancia involucrada tanto en el producto como en el lactante.

¿Cuál es el precio de Diamin?

El precio de Diamin puede ser diferente dependiendo de cada farmacia. El precio promedio en el que encuentras este medicamento es de $811.00 MXN, si realizarás tu compra por internet, puedes contemplar todos los precios y escoger el precio más apropiado.

¿Hay algún medicamento genérico que sea equivalente a Diamin?

Por el momento, Grossman mantiene la patente, por lo que aún no hay registro de algún medicamento genérico. Te recomendamos estar pendiente de ventas por internet, en muchas ocasiones hay descuentos o promociones.

¿Dónde comprar Diamin?

Hay farmacias digitales que tienen un catálogo amplio de productos, como Prixz o Farmalisto. También puedes realizar la compra de Diamin desde tu móvil a través de aplicaciones como facul.su. De igual forma, puedes realizar la compra a través de teléfono o página de internet de Farmacias de Ahorro, Farmacia Guadalajara o Farmacia San Pablo. Además de que en estas opciones el medicamento llega hasta la puerta de tu hogar, también encuentras descuentos y promociones, mantente alerta.

Recomendaciones de uso

Si estás en tratamiento con Diamin y no buscas el embarazo, es necesario que administres en simultaneo un anticonceptivo. Este medicamento debe ser administrado con precaución en pacientes con hemorragia gastrointestinal, úlcera péptica, afecciones cardiovasculares graves y estados psicóticos.

Contraindicaciones

Diamin está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los componentes de este medicamento. No debe ser administrado ruante el embarazo y lactancia.

Reacciones adversas

Posterior a la administración de Diamin se puede presentar vómito, náusea, pirosis, gastralgia, vértigo, dispepsia, astenia, somnolencia, taquicardia e hipotensión.